Acorde de séptima de dominante

Una séptima de dominante no es más que un acorde de dominante al que se le añade la séptima menor (desde la fundamental); es, por tanto, una cuatríada, formada por:

fundamental + tercera mayor + quinta justa + séptima menor

Lo más característico del acorde de séptima de dominante es que se forma un intervalo de tritono (quinta disminuida o cuarta aumentada dependiendo de la posición de las notas del acorde) entre la tercera y la séptima, lo que provoca que el acorde “pida” ser resuelto en la tónica.

Acorde de séptima de dominante de La Menor
Ejemplo: 7ª de dominante de La menor – La menor

Nota: en el ejemplo, el acorde de La menor queda incompleto porque para poder resolver la 7ª de dominante de acuerdo con las normas de la Armonía Tonal, la séptima debe resolver bajando y la sensible subiendo.

Tiene una importancia especial en la música tonal porque nos marca de forma completamente inambigua la tonalidad en la que nos encontramos, lo que no hace la simple tríada de dominante.

Acordes de Sol M y Do M, podría ser un V - I en Do Mayor, o un I - IV en Sol Mayor
Por ejemplo, si tocamos una tríada de Sol Mayor (sol-si-re) y después la de Do Mayor, esto podría ser una dominante-tónica (V – I) en Do Mayor, pero también podría ser un I – IV en Sol Mayor, y necesitaríamos un contexto más amplio para determinar la tonalidad.
Séptima de dominante de Do Mayor - Do Mayor
Sin embargo, si tocamos la séptima de dominante (sol-si-re-fa), ella ya nos sitúa indudablemente en la tonalidad de Do (mayor o menor), y nos impulsa a resolver en Do Mayor o menor.

Estado fundamental, inversiones y cifrado de la séptima de dominante:

Al ser una cuatríada, tiene 4 posibles estados: fundamental y 3 inversiones, veamos cómo se cifran:

Séptima de dominante en Estado Fundamental
Fundamental: se cifra con el 7 y el símbolo “+” sin ningún número, que nos indica que la sensible está a distancia de tercera con el bajo.
Séptima de dominante en primera inversión
Primera inversión (bajo en la tercera del acorde): se cifra con un 6 (como en cualquier primera inversión) y además un 5 tachado por la quinta disminuida que se forma ahora con el bajo.
Séptima de dominante en segunda inversión
Segunda inversión (bajo en la quinta): se cifra con un +6, que nos indica que la sensible está a distancia de sexta (mayor) con el bajo.
Séptima de dominante en tercera inversión
Tercera inversión (bajo en la séptima): se cifra con un +4, que nos indica que la sensible está a distancia de cuarta (aumentada) con el bajo

Resolución

Las dos notas de resolución obligada que hay en el acorde de séptima de dominante son:

  • la sensible, que debe subir a la tónica
  • la séptima, que debe resolver bajando (a la tercera del acorde de tónica)

Así, por ejemplo, una séptima de dominante en tercera inversión (con la séptima en el bajo) tendrá que resolver siempre en una tónica en primera inversión.

Si la séptima de dominante está en estado fundamental, hay que dejar incompleto uno de los dos acordes (la séptima de dominante o la tónica) para que quede bien resuelto. Cuando se deja incompleto un acorde, la nota que se omite es la quinta. Vamos a ver las dos formas:
Con la séptima de dominante incompleta:

Séptima de dominante incompleta - Tónica completa
Séptima de dominante incompleta – Tónica completa

Con la tónica incompleta:

Séptima de dominante completa - Tónica incompleta
Séptima de dominante completa – Tónica incompleta. Se triplica la fundamental.

Un pensamiento en “Acorde de séptima de dominante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *