Acordes de sexta aumentada

En esta entrada vamos a ver qué son y cómo se forman los acordes de sexta aumentada.

¿Qué son los acordes de sexta aumentada?

Los acordes de sexta aumentada son dominantes secundarias, concretamente dominantes de la dominante, sólo que alterados, ahora veremos cómo.
Como suele ocurrir con los intervalos aumentados, la sexta aumentada se resuelve “abriendo”, es decir, la nota superior del intervalo sube, y la inferior baja.

Tipos y cómo se forman

Hay tres tipos: sexta francesa, sexta alemana y sexta italiana.
La sexta francesa y la alemana son cuatríadas, mientras que la italiana es tríada. Vamos a ver cómo se forman:

  • Sexta francesa:
    Es una séptima de dominante del V en el que se rebaja la quinta del acorde.
    Ejemplo en Sol Mayor:

    Ejemplo de sexta francesa en Sol Mayor. Acordes de sexta aumentada.
    Ejemplo de sexta francesa en Sol Mayor.

    Formaríamos el acorde a partir de la nota “La” (el V del V) -> la – do# – mi – sol; y rebajamos la quinta, es decir, el mi, quedando la – do# – mib – sol.

  • Sexta alemana:
    Es una séptima disminuida del V, en el que se rebaja la tercera del acorde.
    En este tipo salen unas quintas paralelas que están permitidas.
    Ejemplo en Sol Mayor:

    Ejemplo de sexta alemana en Sol Mayor. Acordes de sexta aumentada.
    Ejemplo de sexta alemana en Sol Mayor.

    Aquí formaríamos el acorde a partir de la sensible o VII de la dominante, es decir, do# – mi – sol – sib; y al rebajar la tercera del acorde reemplazamos también el “mi” por “mib“, quedando do# – mib – sol – sib.

  • Sexta italiana:
    Es un VII (tríada sobre la sensible) del V, en el que se rebaja la tercera del acorde.
    Al ser una tríada, hay que duplicar alguna nota. Se duplica la quinta del acorde, resolviendo una de ellas bajando y otra subiendo.
    Ejemplo en Sol Mayor:

    Ejemplo de sexta italiana en Sol Mayor. Acordes de sexta aumentada.
    Ejemplo de sexta italiana en Sol Mayor.

    En este tipo también formamos el acorde a partir del do# y rebajamos el “mi” a “mib“, sólo que en este caso es una tríada: do# – mib – sol.

Como vemos en los ejemplos, en los tres tipos de acordes de sexta aumentada, la nota que se rebaja es la misma (el “mi”), sólo que en la sexta francesa es la quinta del acorde (por ser un V), y en los otros dos tipos es la tercera del acorde (por ser VII).
La nota que se rebaja es precisamente la que está a distancia de sexta descendente de la sensible, y que al rebajarla, forma esa sexta aumentada que da nombre a estos acordes.

Por tanto, la colocación de las notas del acorde importa: la sensible debe estar por encima de la nota que rebajamos, de lo contrario no tendríamos una sexta aumentada, sino una tercera disminuida 🙂

Con esta alteración se crea más tensión y más fuerza resolutoria hacia la dominante, al haber dos notas que resuelven por semitono en la fundamental de la dominante. Además del do# -> re que tendríamos en cualquier dominante secundaria, tenemos el mib -> re.

Al igual que en otros casos de dominantes secundarias, las alteraciones accidentales que haya que escribir para formar el acorde dependen de si estamos en modo mayor o menor, lo importante es tener claros los intervalos que debe haber, así sabremos qué alteraciones poner según la armadura que tengamos.
Por ejemplo, tomando el ejemplo anterior de la sexta italiana, si estuviéramos en modo menor no haría falta ponerle el bemol al mi, ya que estaría en la armadura.

Ejemplo de sexta italiana en Sol menor. Acordes de sexta aumentada.
Ejemplo de sexta italiana en Sol menor.

Por último, estos acordes pueden resolver también en cuarta y sexta cadencial, que como vimos tiene función de apoyatura de la dominante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *