Intervalos: especies y composición

Intervalos: especies

  • Justos: pueden ser justos los intervalos tonales, es decir, las cuartas, quintas y octavas.
  • Mayores y menores: pueden ser mayores y menores los intervalos modales, es decir, las segundas, terceras, sextas y séptimas.
  • Aumentados y Disminuidos: todos los intervalos pueden ser aumentados y disminuidos, con las siguientes excepciones: la segunda, que no puede ser disminuida (sería unísono), y tampoco se suele contemplar su complementario séptima aumentada.

En teoría también existen los intervalos doble-aumentados y doble-disminuidos, pero al ser de muy poco uso, se omiten en la mayoría de libros de teoría y aquí también los vamos a omitir.

Como vemos, no todos los intervalos pueden ser de cualquier especie; sobre todo es importante saber, para evitar errores, que los que pueden ser justos, no pueden ser mayores ni menores, y viceversa. Por lo tanto:
· Las cuartas, quintas y octavas pueden ser: justas, aumentadas y disminuidas
· Las terceras y sextas pueden ser: mayores, menores, aumentadas y disminuidas.
· Las segundas pueden ser: menores, mayores y aumentadas.
· Las séptimas pueden ser: menores, mayores y disminuidas.
(todo esto se ve de forma más esquemática en esta tabla de intervalos).

Intervalos: composición

Para reconocer un intervalo, tenemos que identificar la «distancia en notas» (para saber si es de 2ª, 3ª, 4ª, etc.) y la distancia en tonos y semitonos (para saber si es menor, mayor, justa, aumentada, etc.). Vamos a verlo con más detalle:

Composición: distancia en tonos y semitonos

Para saber si un intervalo es mayor, menor, justa, aumentada o disminuida hay que conocer la composición de los intervalos, es decir, la distancia en tonos y semitonos que corresponde a cada tipo de intervalo.
Al principio hay que calcular esa distancia pero, una vez adquirida cierta práctica con los intervalos, ya no nos será necesario «contar» tonos y semitonos y reconoceremos cualquier intervalo al momento, sólo con verlo.

  • Justos:

– Cuarta justa: 2 tonos y 1 semitono
– Quinta justa: 3 tonos y 1 semitono
– Octava justa: 5 tonos y 2 semitonos

  • Mayores:

– Segunda mayor: 1 tono
– Tercera mayor: 2 tonos
– Sexta mayor: 4 tonos y 1 semitono
– Séptima mayor: 5 tonos y 1 semitono

  • Menores:

– Segunda menor: 1 semitono
– Tercera menor: 1 tono y 1 semitono
– Sexta menor: 3 tonos y 2 semitonos
– Séptima menor: 4 tonos y 2 semitonos

  • Aumentados:

– Segunda aumentada: 1 tono y 1 semitono
– Tercera aumentada: 2 tonos y 1 semitono
– Cuarta aumentada o tritono: 3 tonos
– Quinta aumentada: 3 tonos y 2 semitonos
– Sexta aumentada: 4 tonos y 2 semitonos

  • Disminuidos:

– Tercera disminuida: 2 semitonos
– Cuarta disminuida: 1 tono y 2 semitonos
– Quinta disminuida: 2 tonos y 2 semitonos
– Sexta disminuida: 2 tonos y 3 semitonos
– Séptima disminuida: 3 tonos y 3 semitonos



Se puede ver la composición de forma más visual y esquemática en esta tabla de intervalos, con su distancia en tonos y semitonos y un ejemplo de cada.

Composición numérica:

Y para saber la composición «numérica» del intervalo (si es de segunda, tercera, cuarta, etc.) hay que contar el número de notas que separan a las mismas, incluyendo ambas extremas.
Por ejemplo, para saber qué intervalo es do-fa, hay que contar: do(1), re(2), mi(3), fa(4); luego es una cuarta.
Parece obvio pero una duda bastante frecuente al enfrentarse a los intervalos es: ¿qué diferencia hay entre una cuarta aumentada y una quinta disminuida, si la distancia es la misma? De do a fa sostenido, y de do a sol bemol, la distancia es la misma, pero las notas no son las mismas y por tanto el intervalo no es el mismo: en el primer caso (do – fa#), 4ª aumentada, en el segundo (do – sol b), 5ª disminuida.

Intervalos. Cuarta aumentada, Quinta disminuida

4 comentarios en “Intervalos: especies y composición

    • Lógicamente a los doble aumentados habría que añadirles otro semitono de distancia (con respecto a los aumentados), y a los doble disminuidos, restárselo (con respecto a los disminuidos).
      Son unos intervalos que no vas a encontrar en obras reales, y que en los libros de teoría ya no suelen venir tampoco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *